• Ioanna Gallo

Habilidades blandas y digitales en la nueva normalidad del estudiantado





La pandemia enfrentó a las y los escolares piuranos a nuevos desafíos: brechas digitales y tecnológicas, deterioro de la salud mental en entornos de constante incertidumbre y la rápida adaptabilidad frente al inminente regreso a clases presenciales. A esta situación, se le suman desigualdades de género que hacen más desafiante el acceso a la tecnología y una menor posibilidad al desarrollo de habilidades socioemocionales para el estudiantado. Ante ello, urge que las políticas públicas educativas además de buscar acortar brechas digitales, desarrollen habilidades de resiliencia a través de espacios seguros libres de sesgos de género.

Según datos de la DREP, en el 2021 más de 7 mil estudiantes piuranos abandonaron sus estudios debido a las dificultades de acceso a la internet y equipos tecnológicos. Unido a ello, un estudio de Hiperderecho y Unicef, encontró que principalmente son las mujeres adolescentes las que tuvieron que prestar un móvil para estudiar durante la pandemia. Ante ello, en el programa Conectando Futuros con Igualdad, brindamos a 50 estudiantes tablets y acceso a internet. Lo interesante fue que, tras concluirse las 55 horas de clases, los y las participantes mostraron un decrecimiento en el uso de internet para ocio y, por el contrario, aumentaron su utilidad para aprendizaje propio. Y aún más satisfactorio fue saber que este porcentaje de incremento fue mucho más elevado entre las mujeres.

Asimismo, se utilizó la metodología coeducativa, que promueve el desarrollo intelectual y socioemocional en un espacio de igualdad de oportunidades para hombres y mujeres. Las evaluaciones de entrada y de salida permitieron observar un menor desarrollo de habilidades socioemocionales en adolescentes hombres frente a las mujeres. Esto podría estar relacionado a la exposición a entornos machistas que impiden la expresión plena de sus emociones. Al terminar dicha iniciativa, encontramos una mejora sustancial de los estudiantes, sobre todo en extraversión y perseverancia.

Y es que la importancia de las habilidades socioemocionales radica en su impacto positivo en la autoestima y, en consecuencia, en el fortalecimiento de la idea de que la resiliencia es vital para lograr sus metas y desarrollo personal. Tal es su relevancia, que el Ministerio de Educación acaba de incluir herramientas para su medición en la currícula escolar. Por lo antes expuesto, la coeducación y la tecnología se han vuelto herramientas clave para formar a los y las líderes piuranas del mañana, personas con amplias oportunidades de desarrollo personal y profesional que podrán mejorar sus vidas y las de sus comunidades.



Descarga el artículo publicado en el diario El Tiempo de Piura aquí:

Diario El Tiempo_Artículo_Ionna Gallo
.pdf
Download PDF • 833KB

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo